Entrevista a Kurt Cobain

 

Es el 6 de abril de 1994, estoy en el boulevard de Washington Lake, ingresando a una residencia grande de color rojo, rodeada de jardines hermosos, en búsqueda del vocalista de la banda de grunge “Nirvana”; el reciente fugitivo de Exodus de Marina del Rey. Estoy nerviosa porque sé de él, conozco dónde se escondió después de huir de esta clínica de desintoxicación y por eso lo estoy buscando ahora, el día de su muerte, no quiero verle destruido completamente y no quiero conocer los secretos sobre cómo murió porque eso también mantiene viva su historia.

Desde una de sus grandes ventanas logro verlo sentado en el suelo, y él me mira también; levanto la mano para saludarlo y le digo; “Kurt soy una gran fan, vengo de muy lejos, permíteme pasar”; y la verdad, creo que realmente necesitaba conversar con alguien ya que no demoró en abrir la puerta. -¿Cómo te llamas? me dice; – Karly, logro contestar con gran temor; veo ojeras bajo sus ojos verdes rodeados de rojo, una pálida cara blanca y una actitud muy extraña que siempre lo caracteriza.

-Disculpa mi atrevimiento al entrar sin autorización a tu casa, ¿Por qué estás aquí? Debías estar en el centro de rehabilitación.

-No te preocupes, mandé a patadas a todos esos borregos que trabajan inútilmente haciendo labores para mí; estoy aquí porque no quiero recuperarme, no tengo de qué recuperarme, solo quiero alejarme de todos los conglomerados; la fama solo trae problemas, es divertido expresar tus sentimientos a través de la música, pero cuando la gente no entiende que necesitas respirar aunque lo grites, sabes que llega el momento en que no hay salida, tu vida está destinada a ser así por siempre.

– ¿Qué pasaba en la clínica? Le pregunto.

-Son los mismos incrédulos, aquellos que empiezan a recordarte los malos momentos y a hundirte más en lugar de levantarte.

-¿Y por qué no te vas con tu familia? (Pregunta que no era necesario que me responda; yo odio a Courtney Love, imagino que tanto como él, no puedo dejar de buscarle similitudes con la tonta Yoko Ono, por su culpa Los Beatles se separaron, y ahora Courtney Love acabaría con un gran músico).

-JAJAJA, ríe Kurt ¿Quiénes? La tonta Courtney Love, dice (noto que no recuerda a su hija ahora), ella quiere acabar con todo lo que tengo. ¿Quieres ver algo? en ese momento me enseña un papel, tiene un sello, Hotel Phoenix de San Francisco, lo abro y leo una burla a los votos matrimoniales y a su odiosa esposa: “¿Kurt Cobain, aceptas como tu amada esposa ante la ley a Courtney Michelle, incluso cuando es una perra con acné que gasta todo tu dinero para doparse y prostituirse?”

-¿Qué es esto? – le pregunto, aunque no voy a negar que me causó mucha risa lo que escribió.

-Es lo que siento por mi hermosa Courtney, no sé en qué momento me encadenó a ella y ahora no hace más que destrozar mi vida. Eres la primera persona que ve esto.

En seguida mete su mano en un bolsillo de su pantalón, saca su billetera, guarda el papel, y vuelve a guardarla.

-¿Alguna vez te sinceraste y mostraste lo que verdaderamente sentías? Todo el tiempo, con la música, expresaba el odio, el rencor a la sociedad, a las masas que no piensan; pero es un defecto de las personas, piensan que todo está bien hasta el momento en el que ocurre una desgracia, ahí se dan cuenta que no todo era color de rosa; por eso si mi sonrisa mostrara el fondo de mi alma, mucha gente al verme sonreír lloraría conmigo.

 

No pude evitar sentir una corriente fría recorrer por mi espalda, me aterra el hecho de saber que faltan horas para que otro músico aporte a la creencia de que realmente existe un club de los 27, donde están los más grandes artistas que serán recordados por varias generaciones. Ahora mismo, no tengo palabras para él, que le voy a decir a este gran personaje; un silencio fúnebre cobija la habitación, veo que Kurt bebe lo que resta de su lata de cerveza y se duerme de a poco. Así llega el momento de irme, con la triste idea de que en la mañana el electricista llegará y dará la noticia de que el cuerpo del gran Kurt, sea por suicidio o asesinato, yace muerto en el piso de su casa en Washintong Lake.

Por Karla Sánchez

Fuente:  El Universal.MX, sección espectáculos.