Profesora se enamoró de un joven en un avión, no logró darle su teléfono y ahora lo busca por las redes sociales

La enamorada ha llenado Twitter y Facebook con su historia para dar con el paradero de su “chico encantador”. 

Los flechazos de amor son repentinos y suceden en los lugares más inesperados. Así le ocurrió a la española Laura Pérez el pasado 31 de mayo, cuando en un vuelo de Madrid a Gran Canaria vio a un joven que le robó el corazón. Sin embargo, con el ajetreo típico de los aeropuertos no logró darle su número y ahora lo busca desesperadamente a través de las redes sociales. 

Ese jueves la profesora infantil y de primaria bilingüe no concilió bien el sueño, y despertó la mañana del viernes sabiendo que esa podría haber sido la “historia de amor más efímera” de su vida. Pero decidió no rendirse y buscar al pasajero del asiento 8A, llenado Twitter y Facebook con mensajes para su “chico encantador”, una tarea que ha sido apoyada por los usuarios y también por la línea aérea en la que sucedió el flechazo.

“Hoy, @Norwegian_ES patrocina la historia de amor más efímera de mi vida. Ayer volé desde Madrid a Las Palmas al lado de un chico encantador. Con las prisas de la gente para salir me fui corriendo y no pude darle mi teléfono. #minutodesilencioporeseamorperdido #amoresdeaeropuerto”, escribió en Twitter.

“Si eres el chico que ocupaba el asiento 8A en nuestro vuelo de Madrid a Gran Canaria del pasado jueves 31 de mayo, la pasajera del 8B tiene un mensaje para ti”, escribió Norwegian en su cuenta oficial en español.

Mientras espera a que el joven aparezca, Laura ha recibido cientos de mensajes de usuarios que le escriben para contarle sus propias historias vividas en pleno vuelo, recoge 20 Minutos. 


La mayoría la ha animado, aunque hay algunos criticaron su actitud, calificándola de acoso, tal como sucedió tiempo atrás con un chico que se enamoró de una pasajera en un vuelo.

Laura pensó este martes que su búsqueda había llegado a su fin, ya que un pasajero del asiento 8A le escribió para ver si él era su amor. Pero resultó ser un vuelo a la inversa, es decir, de Gran Canaria a Madrid. Por ahora tendrá que seguir esperando.

Foto: Twitter. 

pixel