Avril Lavigne aparca el punk y se pasa a la vida de los millonarios

La cantante publicó su último álbum en 2013 y vuelve a la actualidad por su relación sentimental con el multimillonario egipcio Phillip Sarofim

 

Avril Lavigne llegó a ser conocida como la princesa del pop punk, fue la cantante femenina más joven (sólo tenía 18 años) en conseguir que su primer álbum, Let Go, llegara a las listas de popularidad del Reino Unido y según la revista Billboard es una de las cien artistas más populares de la década del 2000 en los Estados Unidos. Pero repentinamente pareció esfumarse de la escena pública después de lanzar su último disco en 2013.

La decisión se achacó a la necesidad de curarse de la enfermedad de Lyme que padece. Una infección bacteriana causada por la picadura de una garrapata que provoca dolores corporales, fiebre y cansancio generalizado y que puede ser muy difícil de diagnosticar porque sus síntomas se confunden con los de muchas otras enfermedades y que, en algunos casos, pueden seguir provocando dolores musculares y articulares y síntomas en los nervios, incluso después del tratamiento.