ESTACIÓN POLAR

Estación Polar: La historia que nos atraviesa a todos

Por : Kevo Hidalgo

 

La música es una experiencia que lo atraviesa todo: tiempo, memoria, y destino. Esa conexión eterna y profunda con los sonidos que, definen lo que ahora somos. Así también, es el catalizador que se materializa en algo tangible, en aquello que nos ha conmovido y movilizado.
En el caso del director del documental “Estación Polar”, David Holguín, es su música, resistencia y sensibilidad para vulnerarse además de revelar el mundo interior de los integrantes de Mamá Vudú, lo que hicieron posible llevar a las salas de cine, una de las historias más importantes del rock local.

La agrupación Mamá Vudú son más que los músicos ambateños que todos conocemos. Los integrantes de esta banda de rock independiente ecuatoriano son en sí, toda una experiencia sensorial que se ha ido construyendo más allá de la visión sus integrantes mediante su legado, su influencia y su lucha. Su historia personal y profesional, ha logrado sumergirnos a todos los que formamos parte del ecosistema cultural que cada día nos plantea nuevas posibilidades.
Pero ¿qué sería de su trayectoria sin las personas que pueden apropiarse de ella? Al final, pienso que el ser humano es el resultado de todo aquello que nos logra conmover e interpelar. Aspectos que David Holguín, logra contagiar al resto de una manera honesta y orgánica desde el minuto uno de este documental. Documental que, más que una recopilación de los más importantes momentos de Mamá Vudú, es una invitación armónica para recorrer y conocer su camino, sus miedos, sus sueños, y su motivación para no dejar de crear música.

Estación Polar, constituye un relato que encaja perfectamente con todos, incluso con quienes nunca siguieron el trabajo musical de Mamá Vudú. Y es esto, lo que nos permite unir el discurso del documental también desde lo subjetivo, y no sólo desde el conocimiento conocedor de la agrupación. Basta sólo saber sus nombres y qué instrumentos tocan cada uno, porque el resto de su recorrido lo cuentan sus melodías.
A mi criterio, el rock independiente en Ecuador es un tema que ha sido objeto de disputas entre: músicos, productores, gestores culturales, cineastas, entre otros tantos. Es por este motivo que, es inevitable que en algún momento todos estos pensamientos individuales puedan convivir en conjunto en un mismo propósito creativo. En ese sentido, Estación Polar es un esfuerzo colectivo que involucra a muchas personas. Una producción que además de querer aportar a este proyecto un trabajo desinteresado alejado de lo comercial, también busca convencer al resto que la historia de Mamá Vudú tenía que ser contada y llevada a la pantalla grande.

Para el director del documental “Estación Polar”, David Holguín, y para la productora del mismo, Cecilia Vallejo, la cinta adquiere un valor simbólico particular, están casados con esta idea y, es casi inevitable para ellos no pensar en Estación Polar como “su tercer hijo”, ese que les ha dado problemas pero que aman profundamente porque saben lo lejos que puede llegar con él.
(foto)
Esta no es la biografía de Mamá Vudú, es contar su historia a quienes siempre creyeron en ellos pero también a los que no. Es la narración de las personas que les abrieron las puertas y las que les cerraron otras tantas. El testimonio de un joven patinador que pasó su adolescencia en la pista del parque La Carolina en la ciudad de Quito, y que hizo lo posible para que este documental fuera una realidad. Es un documental que logra que todos nos estremezcamos cada vez que escuchamos canciones como “Vortex”, “Plazma” o “Incéndialo todo”. Mamá Vudú es una banda que no necesita de las redes sociales ni de videos que se vuelvan virales en Internet, para lograr convertirse en un referente de la música alternativa en Ecuador. Es la historia de quienes los vimos convertirse en historia.

Lo más visto