Avatar Country en NYC

Por Álvaro Oña

El Viernes por la noche, el Irving Plaza de la ciudad de Nueva York se transformó en Avatar Country.
Había llegado el momento en que las pancartas cayeron y el momento que todos habían estado esperando, vestidos con su atuendo habitual que recuerda a un ejército real para un rey encabezado por la personalidad de bufón de la corte de Johannes Eckerström respaldado con un logotipo gigante de letras individualmente iluminadas que estallan en secuencia con la música.
Avatar a pesar de su edad relativamente joven, ha estado luchando por el metal durante casi 20 años como banda. Proveniente Suecia continúa la tradición de las bandas de metal sueco, pero podría decirse que de una manera más convencional del metal. Me quedé sorprendido a pesar de ser la segunda vez que los veo en vivo por la presencia de la banda en el escenario, especialmente del vocalista Johannes Eckerström.
Avatar tiene todas las cualidades esperadas de una banda de metal: guitarras eléctricas, cabello largo sin embargo, lo que los distingue es su imagen fantástica y su sorprendente capacidad para construir un mundo y contar una historia.

 

 

Lo más visto